Declaración de GATE sobre el Mandato OSIG en Naciones Unidas

DECLARACION DE GATE SOBRE EL MANDATO OSIG EN LA ONU 

El 30 de junio de 2016 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una resolución histórica creando EL mandato para un* Expert* Internacional para la protección contra la violencia y la discriminación basadas en Orientación Sexual e Identidad de Género (OSIG).

 Global Action for Trans* Equality (GATE) aplaude este nuevo mandato de la ONU, que tiene el potencial de atraer más atención hacia las temáticas de identidad de género y hacia los desafíos que enfrentamos las personas trans. Para lograr todo el potencial de la resolución, activistas trans de todo el mundo tendremos un papel central y esencial que cumplir a la hora de asegurar y exigir que el nombramiento del* Expert* Internacional impacte positivamente y de manera significativa en nuestras comunidades. GATE llama a l*s activistas trans a:

  1. Exigir que l*s candidat*s para el cargo tengan una sólida formación en temáticas de identidad de género y un excepcional compromiso con la inclusión trans.
  2. Contribuir a la expansión del significado normativo de “identidad de género” mediante la introducción de vocabulario relevante dentro el sistema de derechos humanos, tales como”expresión de género”, “diversidad corporal”, “no binario”, etc.).
  3. Ampliar el marco de referencia de “identidad de género” para incluir los derechos sexuales y reproductivos y la justicia racial, social y económica, como también demandas y análisis intersectoriales culturalmente diversos.
  4. Alentar a los Estados que apoyaron la creación del mandato a derogar las regulaciones a nivel nacional que sean incompatibles con los standares de derechos humanos, incluyendo la institucionalización, la esterilización, el divorcio, la criminalización y patologización.
  5. Asegurar que otros mandatos sigan identificando cuestiones de identidad de género de sus enfoques temáticos específicos (por ejemplo, Salud, Tortura).
  6. Exigir que el mandato identifique violaciones de derechos humanos contra las personas trans a nivel regional e internacional, incluyendo su relación con organismos internacionales clave (tales como la OMS) sobre su impacto en los derechos de las personas trans.
  7. Solicitar una inclusión significativa y diversa de activistas trans, y su participación en todas las actividades y procesos de toma de decisiones relacionados con este mandato basado en el principio de “nada sobre nosotr*s sin nosotr*s”.
  8. Monitorear y denunciar cualquier reacción adversa asociada con el trabajo de este mandato.
  9. Exigir que las violaciones de derechos humanos basadas en la identidad de género sean identificadas y desmanteladas en todas las regiones (incluidos los países del Occidente y del Norte Global), y protestar contra cualquier intento de restringir la atención o de singularizar las violaciones de derechos humanos basadas en la identidad de género como manifestándose solo en una región (por ejemplo, en países del Sur Global y del Este Global).
  10. Resistir cualquier intento de utilizar las violaciones de derechos humanos basadas en la identidad de género o cualquier otra que afecte a personas trans como pretexto para amenazar, atacar, explotar, militarizar, y / o invadir cualquier lugar; para estigmatizar, discriminar y / o castigar a cualquier población; y para ejercer cualquier tipo de violencia en nuestro nombre y en nuestra representación.

En solidaridad,

Mauro Cabral y Masen Davis, Co-Directores